Menú Cerrar

Los beneficios de la marcha nórdica en enfermedades crónicas

Nordic walking y CANCER DE MAMA

Un estudio, publicado en el European Journal of Cancer Care a principios de agosto de 2019. Analizó los beneficios de la marcha nórdica, para las mujeres que se recuperan del tratamiento del cáncer de mama

En todos los estudios, la mayoría de los participantes realizaron caminatas nórdicas entre 30 y 80 minutos, de uno a cinco días a la semana.

El estudio encontró que la marcha nórdica es beneficiosa para mejorar los síntomas comunes del cáncer de mama.

la fuerza de la parte superior del cuerpo y el núcleo, la linfedema, la aptitud física y la percepción de hinchazón y dolor. También tiene efectos positivos en el manejo del dolor y la depresión asociados con el cáncer de mama.

No se encontraron efectos adversos y el estudio señaló que esto no incluyó caídas informadas. Un punto interesante y útil ya que en las mujeres con cáncer de mama uno de los efectos adversos más comunes asociados con los medicamentos de quimioterapia neurotóxica es un mayor riesgo de caídas y caídas. – lesiones relacionadas.

Se descubrió que la marcha nórdica contrarresta los efectos secundarios relacionados con el tratamiento del cáncer de mama, como los problemas posturales y la movilidad de los hombros y los brazos, de forma más eficaz que la marcha regular.

La marcha nórdica fue adoptada fácilmente incluso por participantes típicamente sedentarios, ya que es sociable, no requiere equipos costosos y se puede aprender fácilmente.

Se demostró que la marcha nórdica es mejor en comparación con los ejercicios de aptitud física general o basados ​​en el agua. 

Marcha nórdica y ESPALDA

5 razones por las que la marcha nórdica reduce el dolor de espalda

El 80% de nosotros sufrimos dolor de espalda en algún momento de nuestras vidas y casi una cuarta parte lo sufre diariamente.

El problema no son tanto las lesiones como nuestros hábitos y estilo de vida cada vez más sedentarios. Nos sentamos frente a una pantalla de computadora (el 82% de nosotros hasta por seis horas); conducimos en lugar de caminar; tenemos sobrepeso (en el Reino Unido, dos tercios de las personas tienen sobrepeso o son obesos); y tenemos vidas cada vez más frenéticas y estresantes que a menudo se manifiestan en dolor de cuello, hombros y, en última instancia, de espalda.

Hay diferentes tipos de dolor de espalda, siendo los más comunes el dolor lumbar, el dolor lumbar (y el cuello) y la rigidez general de la espalda. 

La marcha nórdica puede ayudar a cada una de estas condiciones por las siguientes razones:

¿Qué hacer si tienes dolores lumbares? Ni lo pienses, practica la marcha nórdica.

Estos son los beneficios que ofrece el nordic walking:

  1. Mejora tu postura y tu conciencia de lo que es una buena postura y cómo lograrla. La mayoría de nosotros tendemos a mirar demasiado hacia abajo, rodear nuestros hombros e inclinar la cabeza hacia adelante cuando estamos sentados en nuestros escritorios / en la computadora / comiendo / conduciendo. Esto ejerce una tensión inmensa en el cuello y la parte superior de la espalda y nos desalinea por completo, lo que a menudo resulta en dolor de espalda. La marcha nórdica corrige esto y ayuda a reeducar a su cuerpo para que se sostenga correctamente, incluso cuando no esté en marcha nórdica.
  2. La marcha nórdica fortalece los músculos abdominales profundos (‘core’) que protegen su espalda y mejoran su equilibrio y postura. Cada vez que planta el poste en el suelo, activa estos importantes músculos y cuanto más firmemente planta, mayor es el entrenamiento.
  3. La técnica de marcha nórdica más avanzada gira suavemente la columna vertebral, impulsando la circulación hacia abajo y aumentando el oxígeno y los nutrientes a los discos y las vértebras. Esto es inmensamente importante y el beneficio no se puede subestimar.
  4. La marcha nórdica es un ejercicio poderoso que fortalece los huesos y probablemente trabaja todos los músculos de la espalda (dado que trabaja más del 90% de los músculos de nuestro cuerpo). También fortalece los glúteos (músculos de los glúteos) y el piso pélvico, los cuales juegan un papel importante en la estabilización de nuestro cuerpo y el apoyo de nuestra espalda.
  5. Se basa completamente en el patrón natural de caminar del cuerpo y es nutritivo, no discordante, como correr.

Si ya practicas la marcha nórdica sabrás la verdad de los puntos anteriores. Si aún no practicas la marcha nórdica y tienes algún tipo de dolor de espalda, te insto a que pruebes la marcha nórdica.

Caminata nórdica y LINFEDEMA

El beneficio del ejercicio para las mujeres tratadas con cáncer de mama está bien documentado. Sin embargo, los estudios de entrenamiento cardiovascular para mujeres con linfedema del brazo relacionado con el cáncer de mama son raros. uno de esos estudios fue investigar los efectos de la marcha intensiva con bastones sobre la linfedema del brazo en mujeres tratadas por cáncer de mama. 

¿Qué ventajas aporta el Nordic Walking en los pacientes con Linfedema?

Estudio sobre la linfedema del brazo y la aptitud cardiovascular en mujeres tratadas por cáncer de mama

Se incluyeron treinta y cinco mujeres con linfedema unilateral y veintitrés completaron una intervención de ejercicio de ocho semanas que consistió en caminar con bastones 3-5 veces por semana, durante 30-60 minutos, al 70% -80% de su frecuencia cardíaca máxima. precedida por un período de control de dos semanas. 

Mediciones de linfedema del brazo (método de desplazamiento de agua), peso corporal, aptitud cardiovascular (prueba su máxima en bicicleta ergómetro) y evaluaciones subjetivas (cuestionario de discapacidad del brazo, hombro y mano (DASH); pesadez y rigidez utilizando una escala analógica visual (EVA); y bienestar) se realizaron antes del período de control y antes y después de la intervención de ejercicio. 

Los efectos de caminar con bastones y linfedema

Los resultados indicaron una reducción significativa en el volumen total del brazo del brazo de linfedema

 Se encontraron disminuciones significativas de la frecuencia cardíaca, la puntuación DASH y la puntuación de tensión en el brazo. La conclusión de este estudio es que caminar con bastones es factible para las mujeres tratadas con cáncer de mama con linfedema del brazo. 


Marcha nórdica y ESCOLIOSIS

La escoliosis produce una curvatura más o menos pronunciada en la columna y puede tratarse de diversas formas. Los estudios de la marcha tienen un importante papel en su diagnóstico y prevención.

Cuando hablamos de escoliosis en seguida entendemos que nos referimos a una curvatura de la columna vertebral, pero cabe destacar que no todas las curvaturas de columnas lo son.

No son consideradas escoliosis las curvaturas derivadas por “malos vicios” posturales, las curvaturas reflejas provocadas por dolores o contracturas ni tampoco las “escoliosis” compensatorias, en las que la curvatura se produce para compensar otras asimetrías.

En función del tipo de escoliosis, éstas tendrán unas u otras causas. Por norma general, las escoliosis debidas a malformaciones son congénitas, pero también pueden manifestarse a causa de otras enfermedades. A pesar de ello, la mayoría de escoliosis son de tipo idiopático, aparecen en la infancia o adolescencia y sus causas son desconocidas.

En curvaturas graves sí que puede presentar dolores de espalda crónicos o en casos extremos afectar incluso a la respiración o a algunos órganos.

Considerando que la escoliosis no produce dolor ni limitaciones relevantes -por sí sola y en grados de curvaturas leves-

El tratamiento escogido y el impacto del mismo debe plantearse en base a sus consecuencias, es decir, no elegir un tratamiento demasiado agresivo para un problema (la escoliosis) cuyo efecto es principalmente estético.

Escoliosis y los beneficios del nordic walking

Aunque por el origen de esta ‘enfermedad’ es difícil prevenirla en la mayoría de casos, sí existen ciertas recomendaciones para prevenirla o no empeorarla. La práctica de ejercicios para fortalecer la zona.

  • La caminata nórdica, es un deporte ideal, ya que fortalece la zona de la espalda
  • La práctica de natación (un ejercicio cuyos beneficios para la espalda en general son sobradamente conocidos)
  • La correcta higiene postural, no abusar de los tacones
  • Visita de forma regular a un fisioterapeuta para que valore nuestro estado y nos ayude a no agravar la escoliosis.

Son las formas de ‘prevención’ más comunes.

LA MARCHA NORDICA AYUDA A LA ESCOLIOSIS

El nordic walking, también tienen un importante papel en el diagnóstico y la prevención de la escoliosis, especialmente en niños y adolescentes en los que todavía se puede actuar porque se encuentran en fase de crecimiento.

Nordic walking y PARKINSON

Caminar en sí mismo es excelente para la salud en general, ya que mejora el uso del corazón y los pulmones por parte del cuerpo, reduce el colesterol y la presión arterial y ayuda a regular el azúcar en la sangre.

¿Cómo ayuda LA MARCHA NORDICA AL PARKINSON?

 La marcha nórdica en particular para un paciente de Parkinson puede ayudarlo a mantener una mejor postura y a mantenerse más erguido. Al mismo tiempo, dar pasos más largos puede estirar suavemente las extremidades y mantener el cuerpo en rotación, lo que puede ayudarlo a relajarse y mejorar su coordinación. Si siente que tiende a caminar más lento y dar pasos más pequeños, la marcha nórdica crea un ritmo constante para mejorar su ritmo. También puede hacer que el ejercicio sea divertido y social cuando se realiza en grupo.

Como ayuda la Marcha nórdica al Parkinson

La marcha nórdica es algo que cualquiera puede probar y es apto para todas las edades y habilidades. el deporte puede ser desde caminatas suaves hasta entrenamientos completos.

Los pacientes con Enfermedad de Parkinson tienden a andar en pequeños pasos, encorvados hacia adelante, con los codos flexionados y manos temblorosas (postura del “esquiador”). Las mayores dificultades en estos pacientes se producen al dar el primer paso, parar, volver atrás y rodear los obstáculos.

En general, puedes probar la marcha nórdica en cualquier lugar, como un parque o en el campo. Pero es mejor que primero obtenga el consejo de un instructor calificado. 

Nordic Walking y fibromialgia

La práctica del Nordic Walking como método de prevención y rehabilitación de enfermedades es ampliamente conocida y utilizada por sus beneficios para la salud.

La fibromialgia es una enfermedad crónica causante de cansancio, dolores y sensibilidad muscular y que afecta a entre el 2% y 6% de la población mundial, mayormente a mujeres.

Para reducir los síntomas de la misma, los médicos recomiendan mantenerse activo y realizar alguna actividad física moderada, dentro del límite de las capacidades de cada paciente, para así mitigar los dolores y ganar fuerza muscular.

El Nordic Walking es altamente beneficioso para las personas con fibromialgia

ya que es un ejercicio que desarrolla la potencia, la elasticidad y la resistencia muscular.

Mejora la movilidad y mantiene una mente sana en un cuerpo sano, ayudando a unir nuestro cuerpo y nuestra mente en pos de una mejora de la salud.

Un médico siempre deberá valorar previamente si el enfermo sufre otras patologías para indicar o no la práctica de ejercicio regular.

Quienes padecen fibromialgia y esclerosis múltiple requieren de un programa especial y un seguimiento por parte de profesionales que incluya un precalentamiento, una fase de trabajo, recuperación y estiramiento posterior.

Según pruebas realizadas por Mannerkorpi, la marcha nórdica ayuda al tratamiento de este tipo de enfermedades. Los bastones de marcha nórdica activan los músculos del cuerpo, tanto de la parte superior del tronco, los brazos y las piernas y se mueven unos 600 músculos de nuestro cuerpo (casi el 90% del mismo). Los bastones también permiten a las personas aumentar su longitud de zancada y emplear un modo de andar más rápido.