Menú Cerrar

MARCHA NORDICA CON PERROS

Como amantes del aire libre y la naturaleza, no es de extrañar que una gran proporción de los deportistas que practican Nordic Walking, sean dueños de perros. A menudo nos preguntan si es posible realizar una caminata nórdica con un perro a cuestas. La respuesta es un Sí rotundo.

Todos llevamos vidas ocupadas, por lo que tiene sentido combinar tu propia rutina de ejercicios con el paseo diario de tu mascota. Una correa de perro tradicional no es compatible con los bastones de marcha nórdica y, a menos que tu perro se comporte perfectamente, el resultado puede ser un cómico lío de patas, bastones, pelos y correas.

Por supuesto, lo ideal es que no seas un nordic walker novato porque lo importante es concentrarse en uno mismo. No podemos caminar bien si no controlamos la actividad y además tenemos que estar pendientes del perro al mismo tiempo.

He practicado Nordic Walking con mi perro desde que era un cachorro y puedo ofrecer los siguientes consejos:

Ojo, es recomendable para perros mayores de 12 meses de edad; puesto que las patas están aún en crecimiento y andar excesivamente les puede provocar complicaciones.

¿Qué necesitas para pasear con tu perro?

Invierte en una correa para perros de manos libres

  • Las tiendas de mascotas ahora ofrecen una amplia gama de correas de  manos libres para perros, compuesto por un cinturón con bolsillos para llaves, teléfono y lo esencial bolsas de caca, así como un anillo de metal al que se puede sujetar un cable de dos extremos.

Anime a su perro a caminar un poco más adelante

  • Sé que esto va en contra de los consejos de muchos adiestradores de perros, pero si tu perro camina detras de los bastones, corre el riesgo de que los postes lo pinchen. Además, si tu perro está detrás, no te será posible extender el brazo completamente, ya que la correa impedirá el balanceo completo del brazo.

Longitud del cable

  • Ajuste el cable de modo que sea un poco más largo que la longitud del baston, ya que he descubierto que esta es la longitud óptima. Si la correa es demasiado larga, existe la posibilidad de que tu perro termine enredado alrededor de sus piernas; si es demasiado corto, no podrás mover el brazo hacia adelante activamente sin hacer contacto con tu perro (¡nunca es una buena idea!).

Con estos consejos, espero que os animeis a incorporar a vuestro mejor amigo peludo en alguna de vuestras salidas de marcha nordica.

Tres cosas sobre la marcha nórdica con perros

1. La marcha nórdica es genial para ti

La marcha nórdica es una técnica específica de marcha con bastones. Fue desarrollado por los esquiadores nórdicos durante la temporada baja para mantenerlos en forma y me imagino que hace un trabajo brillante al respecto. No solo ejercita el 90% de los músculos del cuerpo, sino que también puede quemar hasta un 63% más de calorías que caminar solo, aumenta la resistencia de la parte superior del cuerpo, disminuye la tensión del cuello y los hombros y aumenta la fuerza de la espalda. Y hace todo esto mientras se siente más fácil que caminar solo.
No solo eso, sino que también se ha demostrado que tiene beneficios psicológicos de amplio alcance. Estudios recientes han demostrado que el «ejercicio verde», estar activo mientras se conecta con la naturaleza, es extremadamente efectivo para preservar nuestra salud mental.
La belleza de la marcha nórdica es que es ideal para todos, independientemente de su nivel de condición física, edad o capacidad.

2. A los perros también les encanta

Cuando comencé la marcha nórdica con mi perro, me di cuenta de que parecía aún más emocionado cuando vio los bastones para caminar, de lo que estaría si yo le quitara la correa.
Tal vez sea esa sensación de que nos movemos y trabajamos juntos o el ritmo extra que puedo inyectar con los bastones, o que le encanta esa sensación de que está trabajando mientras se aleja trotando frente a mí.

Esta es la clave, la marcha nordica con perro no es un juego, la idea es TRABAJAR.

La marcha nórdica es ideal para perros que:
• Se están rehabilitando de una lesión.
• Es posible que se sienta nervioso por soltar la correa.
• Perros que tienen ganas de trabajar. (Por cierto, esa es la mayoría de ellos)
• Perros que no socializan demasiado bien

3. Es fabuloso que tú y tu perro lo hagais juntos.

La marcha nórdica con tu perro es una forma brillante de aumentar vuestra relación. Es una actividad fabulosa para cualquiera que quiera invertir un poco más de tiempo en su perro.
Durante vuestras sesiones de entrenamiento, te recomiendo que practiques poco a poco la marcha nordica acompañado de tu mascota. Primero, sesiones cortas para ir alargandolas segun os vayais sintiendo mas comodos.


Busca un especialista en comportamiento canino para que te muestre cómo hacer que tu perro responda a unos comandos de marcha nórdica y a su lenguaje corporal.